https://unsplash.com/isabellwinter/portfolio

¿Has invertido tiempo y dinero en Redes Sociales, Página Web y Software de Gestión y no ves resultados positivos en tu negocio? Es un error muy común, en utilizar herramientas digitales antes de saber ¿Quien eres?

Hablando hace algunos días con un cliente, sobre el comercio electrónico y el mundo digital, nos dimos cuenta que la mayoría de las empresas realizan cambios por inercia del mercado, en lugar de hacerlo pensando en su cliente y en su mercado.

Falta de Estrategia en la Digitalización de las pymes

Esta empresa, como tantas otras, con punto de venta y prestación de servicios, dispone de página web y presencia en redes sociales, pero su estrategia es meramente presencial. Me gustó la experiencia de esta empresa porque refleja la realidad de más del 90% de las pymes de nuestro país.

Lo primero que crearon fue una página Web, porque había que tenerla, igual que tener un número de teléfono y, en su día, un anuncio en páginas amarillas, la empresa no podía concebir no disponer de una página Web.

Obviamente, hay que cuidar el diseño de la misma, actualizarla y optimizarla. Tener un buen posicionamiento SEO y quizás dejar el SEM a campañas de productos o servicios puntuales. Si queréis podéis revisar un artículo que escribí sobre este tema.

los 6 errores que no deberías cometer en tu página Web.

El siguiente paso que hicieron, fue crear una página de Facebook. Al principio utilizaron una página personal, pero menos mal que se dieron cuenta que era mucho más eficiente para una empresa disponer de una Fan Page, os dejo también un enlace sobre

¿cómo hacer una Página de empresa en Facebook?.

En una primera fase, las empresas que al menos se preocupan de ello, buscan mejorar su posicionamiento a través de la presencia Web y en Redes Sociales.

El siguiente paso, que la mayoría realizan, para entrar en el Mundo Digital, es crear una tienda online, buscando incrementar su facturación, llegando a un mayor número de cliente. Lo malo, es que existe una gran cantidad de tiendas online, que a penas tienen volumen de venta, porque el ecommerce, requiere una estrategia y una inversión en tiempo y dinero. Son muchos los que creen que una página online funciona sola, que basta con crearla y ponerse a esperar que empieze a sonar la “caja registradora.

No es el objetivo de este post, analizar cómo crear una tienda online y que estrategia utilizar para que funcione.

La Digitalización de la Empresa: un cambio de mentalidad

Las páginas web, redes sociales, CRMs, etc. Son herramientas digitales que bien utilizadas, nos ayudan a llegar a los clientes, transmitir los valores, productos y servicios que ofrece la empresa, abrir un canal de comunicación con los clientes para mejorar la relación  con ellos. Disponer de la mayor cantidad de información posible, para conocer quienes son lo clientes, que les interesa, que les hace felices, que productos y servicios les interesa y cuáles no.

En definitiva, las herramientas digitales son herramientas, pero no son fines en sí mismas, sin una estrategia y un correcto enfoque, no aportan ningún valor a la empresa.

Por tanto, lo más importante, antes de embarcarse en hacer inversiones en software, desarrollo Web y otras herramientas, hay que detenerse un instante, analizar hacia dentro y hacia fuera de la empresa para obtener conclusiones y poder establecer la estrategia correcta.

Es muy importante saber ¿Quienes somos?, ¿A qué nos dedicamos?, ¿Quienes son nuestros clientes?, ¿Quien es nuestra competencia?, ¿En que mercado nos movemos?… Al final podríamos llegar a una pregunta que no todos los empresarios saben responder ¿Por qué deben tus clientes comprar tus productos o servicios?.

La calidad, suele ser la bandera que la mayoría utilizan, pero la calidad ya no es una diferencia, hoy en día si no das un servicio de calidad estás perdido. Además, la calidad es relativa, depende de la persona que reciba el servicio y el contexto que lo reciba. Por tanto, la calidad, como el valor a los soldados, se les presupone a las empresas.

El otro estandarte que sacan muchos, es el precio. Presumen de disponer de los precios más competitivos del mercado, alguna vez he analizado los márgenes operativos de algunas empresas y me he sorprendido, porque no sé cómo muchas de ellas son capaces de subsistir. El precio, hoy en día no es una diferenciación, ya que siempre habrá alguien con unos menores costes o menos ganas de ganar dinero, que le permita ofrecer unos servicios o productos a un menor coste.

Volviendo al tema, para no desviarnos. Una empresa, debe encontrar cuál es su ventaja competitiva.

Consulta ¿Cómo definir la ventaja competitiva?

Si no conoces tu valor diferencial, aquello que te diferencia de tu competencia, ¿como vas a transmitirlo a tus clientes?

A partir de ahí, una vez que lo has encontrado, debes montar la estrategia de la empresa alrededor de tu ventaja competitiva, y utilizar las herramientas digitales para potenciar la comunicación de los mismos, captar clientes, prestar servicios, etc.

¿Quieres conocer que estrategia es la más adecuada para tu negocio?

mándame un mensaje por AQUÍ

Piensa en móvil y acertarás

Raúl Plata

 

Join the conversation! 1 Comment

  1. […] Pero no olvides, que de nada sirven las herramientas digitales de marketing, si no tienes una buena… […]

    Me gusta

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categoría

marketing digital

Etiquetas